miércoles, 25 de mayo de 2016

El Buceo

Tras la subida de las aguas y el hundimiento de las tierras, la geografía de todo el mundo cambió drásticamente y ciudades completas fueron tragadas bajo el mar.

Los habitantes de la antigua Sacedonia pronto se aventuraron a investigar las nuevas costas de reciente formación, y aunque al principio con temor por si el mar había traído antiguos horrores, pronto empezaron a asentarse en ellas. Además de la pesca, el saqueo de las ciudades sumergidas comenzó a ser un negocio rentable. Los sacedonios se metieron una y otra vez bajo las aguas aprendiendo a aguantar la respiración con mayor eficacia para recuperar los tesoros perdidos.

Uno de estos tesoros fueron las coralinas azules, unos corales de color azul intenso que tras el hallazgo de Briserdín, se popularizó cuando se descubrió el potencial de éstas como fuente de energía. En la actualidad, las costas de Notivoli ya no quedan coralinas tras el expolio continuado, pero el buceo sigue siendo una técnica muy usada y que fue de gran ayuda para la construcción de parte de Gliaranni gracias a los nuevos trajes y bombeo manual.


Los notis son famosos nadadores y buzos, y muchos de sus habitantes prefieren enrolarse en la Armada alannesa o en el cuerpo de élite de Buzos de Notivoli.