miércoles, 23 de abril de 2014

Anak Yigg





El sur de Malorn ha pertenecido a los hijos del dios serpiente Yigg desde tiempos inmemoriales.

Con su sabiduría, Yigg creó primero a los Yigg Ti, enormes serpientes con brazos, los más parecidos a su imagen y semejanza pero carentes de la suficiente sabiduría e inteligencia como para agradar al dios. 

Yigg Ti por el grandísimo Víctor Guerra
Así creó a los Yigg Ha, humanoides con cabeza de serpiente, mucho más inteligentes, y les nombró guías de su pueblo.
Juntos, Yigg Ti como fuerza y Yigg Ha como inteligencia, prosperaron rápidamente y vivieron en equilibrio muchos años…hasta que se desató el Ragnarok.
Yigg desapareció como los demás dioses y los hijos del dios serpiente se vieron conmocionados y sin rumbo sin su amado “padre”.

Poco a poco se fueron recuperando de la enorme conmoción del Ragnarok y rápidamente empezaron a intentar traer de vuelta a Yigg. Construyeron templos en su honor, hicieron sacrificios, pero nada resultaba. Aún hoy siguen intentando traer a Yigg de vuelta sin éxito.

Con la unificiación de las tribus del norte de Malorn los hijos de Yigg se ven seguros en su tierra, teniendo como muro de contención a los salvajes del norte. Tienen relaciones neutrales con ellos, con esporádicos trueques y escaramuzas cuando algunos salvajes se acercan demasiado a su jungla, pero en general se mantiene el equilibrio entre los habitantes de Malorn.
Debido a la habilidad de los Yigg Ha para tomar otros aspectos, poco a poco se han ido infiltrando en otras naciones más tecnificadas y han averiguado que el camino para traer de vuelta a su dios no es el construir monumentos, templos o hacer sacrificios en su nombre, sino el dominio de la esencia y la arcanotecnología. De momento están dando sus primeros pasos en este aspecto pero con la guía de los Yigg Ha, el pueblo serpiente intentará traer a Yigg de vuelta lo antes posible.
Esta nueva tecnología es cara así que algunos Yigg Ha ofrecen sus servicios como espías y asesinos, sin revelar su verdadera identidad. El pago por sus eficientes servicios suele ser oro, tecnología y mujeres. 

Parece que el equilibrio de Korn puede estar pendiente de un hilo según la información obtenida por algunos infiltrados Yigg Ha…de momento el pueblo serpiente se mantiene en silencio y no se posicionará a favor de ningún bando en caso de guerra a no ser que sea estrictamente necesario. Seguirán acaparando información usando los medios necesarios para traer a Yigg de regreso y poder volver a estar completos de nuevo.